#25N no votes recortes

Tras la multitudinaria manifestación del 11 de Septiembre, en la que más de un millón de personas salieron a la calle para (si hacemos caso a la pancarta de cabecera, “Catalunya, nou estat d’Europa”) pedir una Catalunya independiente del estado Español, Artur Mas se ha visto con confianza para convocar comicios el próximo 25 de Noviembre, pese a la incertidumbre que dejan las encuestas.

Pese a esta incertidumbre, nos sorprende que tanta gente sufra una especie de amnesia transitoria selectiva y no recuerde que el gobierno de Convergencia i Unió es el autor de una cantidad de recortes alarmante (solo tenéis que ojear posts anteriores de este blog) incluso antes de que estos fueran impuestos por el Partido Popular, obedeciendo órdenes del Deutsche Bank. Por otro lado, tenemos que recordar a los amnésicos los múltiples casos en los que se ha relacionado a CIU con oscuros negocios privados.

Gracias al metículoso trabajo de investigción a cargo de la revista gratuita Café amb Llet o las denuncias a cargo de la Cup de Reus o iniciativas ciudadanas como la denuncia de La Pars, se han ido decubriendo casos de corrupción en la Sanidad Catalana. Pero no olvidemos que los vínculos de Convergencia con negocios del sector privado vienen de lejos y es en lo que nos vamos a centrar en este artículo.

Nos remontamos a finales de la década de los cincuenta, principios de los sesenta, con el nacimiento de Banca Catalana. La circunstancia de que el impulsor del banco, Jordi Pujol, fuera también el líder de un partido nacionalista y presidente de la Generalitat de Cataluña, hizo que la crisis del banco tuviera unas repercusiones mucho más graves. Los 340.000 millones en ayudas públicas para enderezar su rumbo armó un gran revuelo y el Gobierno envió el caso al fiscal para que investigara posibles responsabilidades. En mayo de 1984 trascendió la querella redactada por los fiscales contra 25 ex administradores del banco, entre los que figuraba Jordi Pujol, por los presuntos delitos de falsedad y apropiación indebida. Finalmente Pujol resultó exonerdo de todas las acusaciones.

Durante la decada de los noventa y hasta la llegada al Govern del Tripartito, la empresa de jardinería de la esposa de Jordi Pujol, Hidroplant, consiguió numerosos contratos para el cuidado de jardines públicos en circunstáncias nada claras.

La relación de CDC con el holding Inverama, que tiene la concesión de los tres Casinos que hay actualmente en Catalunya son ya conocidas y las resumimos con unas declaraciones que hizo el juez que investigó el caso, afirmando que constató financiación irregular de CDC, pero que no investigó más por “prudencia”. Cerca de 3.000 millones de pesetas fueron desviados irregularmente de los fondos de la sociedad (Inverama) y presuntamente 1.000 de ellos fueron a parar a Convergència Democrática (CDC) o a empresas afines al partido por medio de dos hombres del aparato financiero de éste. El presunto desvío se realizó entre los años 1986 y 1987 y fue denunciado por el ex director financiero, Jaime Sentis, que se querelló contra el presidente de Inverama, Artur Suqué.

Una vez más la familia Pujol se vió salpicada por la polémica estrecha relación entre sus negocios privados y la Generalitat y el uso del dinero público en beneficio de sus intereses privados. En este caso su hijo Josep Pujol Ferrusola y la empresa Europraxis. Un informe presentado por la Sindicatura de Cuentas señalaba múltiples irregularidades en la contratación pública con la empresa del hijo de Jordi Pujol. El mismo informe también detallaba prácticas como el fraccionamiento de contratos para eludir la obligada publicidad; facturas con fecha anterior a la propia autorización del gasto, e incluso la imposibilidad de consultar contratos a causa de la destrucción de los mismos sin que hubiera transcurrido el plazo legal para hacerlo.

Ya más reciente y posiblemente recordado por los amnésicos, es el caso Palau. En Julio del 2009 se destapó una compleja maraña de relaciones de las tres entidades que gestionan el Palau de la Música con empresas privadas. Además, apunta a una presunta financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) a través de su fundación, Catdem  y  otras empresas. Hoy quedan multitud de interrogantes por resolver. Este mismo mes de Octubre el juez ha llamado a declarar como imputado a Marc Puig, exsecretario de Comunicación del Gobierno catalán en la época de Jordi Pujol, y actual director de Comunicación y Atención Ciudadana del Ayuntamiento de Barcelona, ante las sospechas de que su empresa sirvió para desviar fondos del Palau en favor de (CDC). Puig era el administrador de la empresa de publicidad Emocional Base cuando ocurrieron los hechos, en 2006. Según el informe de Hacienda que ha derivado en su imputación, la empresa facturó casi 60.000 euros al Palau por trabajos dudosos.

Y el último de los casos conocidos de corrupción por parte de CIU (dejando sanidad aparte) es la trama ideada para amañar concursos públicos y así adjudicarse estaciones de ITV, conseguir subvenciones y forzar cambios legislativos para hacer caja en el sector de la energía. Hacienda relaciona a otro de los vástagos de Jordi Pujol, Oriol Pujol, al que considera colaborador necesario de la red.

Como decíamos al principio, este post no tiene otra intención que la de recordar a la gente de memoria frágil los casos que vinculan al partido de Artur Mas con casos de corrupción. Recordarles también que el ahora “independentista” Artur Mas hace bien poquito pactó con Zapatero una rebaja del Estatut mientras el Tripartit luchaba por defender uno mucho más ambicioso. Recordarles que el #25N no solo se vota independencia. ¿De que servirá conseguir la tan anhelada soberanía para cedérsela directamente a la Troika, sin la intermediaria España? Se debe votar contra la corrupción, contra los recortes, contra las privatizaciones, contra el destrozo interesado de servicios públicos. En definitiva contra el Neoliberalismo.

Una respuesta a “#25N no votes recortes

  1. Montserrat Arayo Fumadó

    Hola,
    No hay nada que hacer, porque los que viven bien son muchos más que los esclavos que viven para trabajar.
    Mientras no terminemos con las mafias de los partidos no seremos libres de votar democrática-mente.
    Esta claro que manda el dinero en todo el mundo y los que tienen un buen sueldo no se preocupan de los que cobran un salario base, y resulta que, entre los ricos, los medio ricos y la clase media, son muchos más que los que viven para trabajar.Solo los funcionarios, y la mayoria cobra un buen salario, ya son suficientes para seguir el juego a l’Administracion que és quien les paga.
    La democracia no funciona, por eso la Comunidad Europea no és demócrata.
    Si la mayoria viven bien, que les surzan a los esclavos.
    Salario Mínimo : alquien se cree que con 640 € se puede vivir.Yo he trabajado en una fàbrica cobrando el salario mínimo y haciendo de 10 a 12 horas, segun haya trabajo o no; cuando no se hacen 12 horas la gente se queja, porque no puede vivir, y si se trabaja 12 horas diarias solo se vive para trabajar, lo que nos convierte directamente en esclavos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s